top of page

BUENAS NOTICIAS | REMISIÓN PARCIAL DE LA ENFERMEDAD


Después de la tormenta, siempre sale el sol.


Tras escuchar el mes de septiembre cosas como:

"Tienes los huesos tan frágiles por la enfermedad que en cualquier momento se pueden partir"

"La vértebra se está introduciendo en la médula y en cualquier momento te puedes quedar paralítica"

"Está tan extendido por el cuerpo que la opción de operar ya no sirve"


Hace dos meses y medio me diagnosticaron cáncer de mama metastásico en 5 zonas de mi cuerpo, incluida toda la columna vertebral con tres vértebras fracturadas. Y como se puede uno imaginar, mi mes de Septiembre ha sido una pesadilla.

Hoy todo se ha reducido a más de la mitad, todo es más pequeño. La esperanza de los oncólogos era estabilizarlo o pararlo y que no creciera más. Pero ha sido mejor que eso, en solo 2 meses todo ha disminuido de tamaño a más de la mitad y alguna parte ha desaparecido. Dos meses y medio de tratamiento oncológico e innumerables tratamientos complementarios.


Por un lado, yo como instructora y terapeuta de técnicas complementarias desde hace 12 años, he tratado a pacientes oncológicos y he podido ver cómo se reducían notablemente los efectos secundarios de los tratamientos. Es más, empecé formándome en este tipo de técnicas cuando detectaron cáncer de mama a mi madre, para ayudarle con los efectos secundarios de la radioterapia.


Me he hecho a mi misma todas las técnicas que conozco, he leído todo los libros que han llegado a mí relacionados con el tema, he tomado altas dosis de suplementos, remedios naturales de diferentes países, baños de sal, baños de sonido, baños de gong, 7 meses de Biodescodificación desde México para entender el origen emocional de la enfermedad. Registros Akashicos para entender el porqué y para qué de la enfermedad. Constelaciones familiares para recolocar mi linaje. Medicinas ancestrales del Amazonas para desintoxicar. Ayuno intermitente. Vitaminas intravenosas. Astrología psicológica con @robertmartinezastro para entender que necesito en estos momentos. Acupuntura, reflexología podal, medicina cuántica, Reiki, Toque Zen, nutrición, geometría sagrada, meditación, yoga…


He vuelto a caminar desbloqueando mi cadera, consultando diferentes osteópatas y buscando técnicas y movimientos específicos en Internet y siendo muy constante en la movilización de mi cuerpo.


No sabría decir qué es lo que ha funcionado y si puedo decir que es un conjunto de todo.


La esperanza es lo último que se puede perder. Y hablando de Metástasis, cuesta mucho mantener el optimismo y la esperanza. En los medios de comunicación la mayoría de referencias que nos llegan son de personas que no han podido superar la metástasis y cada noticia te hunde un poco más la esperanza y piensas, si ellos estaban como yo y murieron, entonces ¿yo? ¿Me espera lo mismo? He llegado a pensar que se me estaba yendo la cabeza cuando me decía a mi misma que esto era cuestión de unos meses…

Pero creo que es importante que alguien te hable de esperanza, que sepas que superarlo es también una opción real, que existe y que puede suceder.

En mi faceta de terapeuta voy a seguir apoyando y acompañando a personas que estén pasando por situaciones similares, para que no abandonen, que no se hundan, hay muchas cosas que se pueden hacer para mejorar la calidad de vida… y no es un falso optimismo, es una realidad y la mente tiene mucho que hacer en estos casos. Un estado depresivo o de estrés, baja el sistema inmune, por eso es tan importante la actitud y tan difícil en estos casos. A mí me ha costado. Septiembre fue una auténtica pesadilla, pero ahora es Noviembre y estoy viendo la luz de nuevo.


Gracias a todos los que me estáis ayudando de diferentes formas, sois muchísimos y me siento muy querida y afortunada.

GRACIAS


251 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page