top of page

A mi querido psicópata

Actualizado: 28 ago 2023


(*Empatizando también con hombres que han pasado por lo mismo, estamos con vosotros)


Se que muchas de vosotras os habéis cruzado con un psicópata emocional y solo lo hemos reconocido después de escapar de sus encantos, pero cuanto más tiempo pasa y cuanta más perspectiva coges, más consciente eres y más alucinas de haberte abandonado así, de no haberte protegido, de haber caído hipnotizada bajo sus encantos, que en mi caso erán muchos. Aparentemente tenía todo lo que una mujer podía “desear” y claro, se fija en “ti” Te sientes la protagonista de una película romántica (error) Todo se convierte en un sueño del que nunca querrías despertar, ilusiones, proyectos, proyecciones conjuntas; todo de película…



Hasta que empieza a… digamos esas banderas rojas, de las que tanto se habla ahora, pero que en ese momento, son pequeños desprecios que, se pueden ir “justificando”. Será que… vamos a darle tiempo… vamos a dejarlo pasar está vez. Seguro que la próxima se portara mejor. Necesitará tiempo, confianza… estará muy estresado, no tiene tiempo para nada, pobre... Y así una y otra y otra, tu te enfadas claro, pones tus limites y trata de compensarlo, pero sigue y sigue y se repite una y otra vez… y no va a mejor, no…va a peor, los desprecios se hacen cada vez más grandes, te olvidas de ti. Solo quieres salvar a esa pobre alma infeliz, quieres devolverle la alegría por vivir, la ilusión… Así que todavía das más de ti, a ver si eso mejora la situación.


Cuanto más te iluminas tu más te oscurece él, no le interesa tu happy life, quiere vivir en su trono de mierda y ya está. No puedes sacar a alguien de un agujero, si no quiere salir, o sino es su momento para que le de la luz, podría cegarle y dañar sus ojos. Hay que respetar los tiempos de cada uno, ¡pero es que estamos enamoradas! Y o te vas al agujero de cabeza con él o a tu casa a pensar que nunca encontrarás a un ser tan “maravilloso”. Madre mía.


Pero y lo que se aprende… después de mucho tiempo y terapia... Ahora ves las banderas rojas al vuelo, en ti, en tus citas, en amistades. Se ha desarrollado una alta sensibilidad para reconocerlas.


Y en menos de unas horas eres capaz de distinguir a un encantador de serpientes.


“Que bien te sentías cerca de mí. Mi luz alumbrando tu oscuridad, que encendía tu corazón apagado. Cómo subía tu baja energía, tu falta de sentido de existencia, tooodo para tí y qué poco para mí. Me apagabas. Que facil parece apagar a una persona y sus ilusiones.
Tenías un tesoro y lo enterraste, pero afortunadamente pude salir de esa caja y brillo más que nunca

Nos ahogas con tus falsas promesas, con tus encantamientos de serpientes, tienes tantos encantos con los que hipnotizar a tus víctimas, distraer nuestra atención, que acabamos hipnotizadas bailando a tu son. Víctimas y más víctimas que dejas a tu paso”



Gracias, gracias, gracias. Ahora siento, con el tiempo, que fue un mal sueño y de protagonista, una débil versión de mí, que por suerte, ya enterré…


120 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo
bottom of page